A través de mis ojos.

-¿Cómo ves la vida?- Me pregunto la muerte.

 -La vida… para mi la vida es un regalo de cada día, un regalo sorpresa porque no sabes que pasara. La vida me ha regalado momentos increíblemente bellos, como paisajes hermosos, momentos lindos a lado de mi familia… me encanta ver los arboles, verlos por unos segundos; te llena de vida el alma… pero la vida también puede ser muy caótica, la vida es injusta y cruel; te rompe el corazón y el alma lentamente, te hace dar cuenta de como son las personas y ese dolor te tira, te pisa y te escupe mientras estas ahí en suelo viendo tu vida pasar… simplemente te arrebata las ganas de querer vivir y destruye tus esperanzas. Así que al final creo que la vida es bellamente cruel.- le di una última fumada a mi cigarro, lo apague y lo tire al suelo.

 -Entonces así es como ves la vida a través de tus ojos… tu problema no es con la vida, como bien dijiste la vida te regala momentos increíblemente bellos, tu problema es con las personas, tu dejaste que ellos te lastimaran, te dejaste golpear y humillar por las personas que creíste que te querían, cuando solo tenias que amarte a ti misma y hacer que los demás te respetaran, pero no lo hiciste… preferiste seguir con esas personas que le hacían un mal a tu vida y a tu alma.-

 Mire a la muerte y mis ojos se llenaron de lagrimas, quería golpearlo, quería gritar, quería hacer cualquier cosa, cualquier cosa que me arrancara este profundo dolor.

Pero me di cuenta de que tenia razón.

 –Las personas no confiesan lo que sienten. Solo tratan de evitar que uno avance en la vida.-

 Mis lagrimas conmovieron a la muerte, el me abrazo me hizo sentir en un lugar cálido.

 -Tú eres muy fuerte, solo necesitabas amarte-

 -Ojalá pudiera hacer las cosas diferentes, ojalá pudiera regresar a la vida y no a ver hecho lo que hice, mis padres y mis hermanas, ¡dios! ¿Qué hice?- Mis lagrimas no paraban, solo quería seguir llorando.

 La muerte me abrazo y me susurro en el oído, hizo que me tranquilizara; sentí una gran paz interior que no había sentido jamás cuando me encontraba viva.

 

Abrí los ojos, todo era muy confuso y la luz lastimaba mi vista, cuando la luz ya no era tan cegadora, pude ver a mi madre a un lado mío dormida y mi padre se encontraba en el sillón, igual dormido. No quería hacer mucho ruido, pero trate de mover mis brazos para acomodarme pero no pude, ya que, mis muñecas estaban completamente débiles.

Me queje un poco, y desperté a mis padres, ellos me abrazaron y lloraron junto a mi… los médicos me revisaron e hicieron varias preguntas. Esa misma noche dormí, pero al siguiente día hable con mis padres y acordamos en que iría al psicólogo.

 Después de 1 año de terapia, me encuentro bien, claro que hay días en el que recuerdo lo que hice aquella vez, pero al recordar lo que me dijo mi viejo amigo me hace seguir adelante, porque al final entendí que la vida es un regalo y que podemos morir en cualquier momento, así que debemos vivir con mucha felicidad, porque solo tenemos esta vida.

 

~Nuestra vida es una aventura llena de experiencias, y esas experiencias nos ayudan a crecer como personas. Vivan la vida como si no fueran a vivir el día de mañana, vivan y corran porque el tiempo no se detiene~

Publicado por Danna.Hemingway

"Los detalles son los más importantes"

Un comentario en “A través de mis ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: